Escalada y niños

La escalada es un deporte que conecta a sus practicantes con la montaña y de este modo les permite aprender a quererla y respetarla. ¿Arriesgada? ¿Extrema? No tiene porqué, hay muchos modos de practicarla y siempre hay una opción para cada persona. Solo hay que encontrarla. 

Es un deporte donde siempre hay un progreso personal vinculado a todas aquellas aptitudes que conlleva,  independintemente de la edad se puede practicar con exitos y buenas experiencias.

Es especiamlente aconsejable para los jovenes ya que en la escalada se forjan muchas  aptitudes que mejorarán la relación del niño y joven con su entorno, y le ayudarán en su maduración.

Se desarrolla la conducta, los valores y el trabajo en equipo. Puede convertirse en el eje a partir del cual poder incentivar a  jovenes y pequeños con una actividad física y  el contacto con la naturaleza.

La escalada ayuda a los jovenes a adaptarse y resolver situaciones complejas. Cada paso en la escalada supone tomar una decisión, esto hace que los jovenes tengan que pensar cuáles son los pros y contras en cada decisión, y escoger.  Deben aprender a comunicarse y coordinarse para lograr un fin común con el compañero que está al otro lado de la cuerda. Se trabaja el compromiso, la empatía.

Se potencia, así, el espíritu de superación que puede ayudarles cuando crezcan.  Desde pequeños han de saber que con esfuerzo, paciencia y perseverancia puede alcanzar sus objetivos.

Y la escalada es un buen camino paratodo ello. ¡Os animamos a practicarla!